Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2006

La resaca integradora

¡Qué rápido me integro y qué fácil me identifico con mis nuevos entornos! Esta mañana me he levantado como cualquier porteno, con resaca después de la noche de carnaval. Estuve en una fiesta disfrazado de “desconocido completo” en compañía de dos chicas mallorquinas que llevaban el mismo modelo de disfraz.

Mi nueva identidad duró muy poco. Cuando volví a ver Lisboa se me quitó la resaca y con ella mi portenismo. En fin, no debe haber sido muy profundo :)

(un beso grande para Cati & Ana)

Hermandad ibérica

Oooooh, qué lindo... Oooooh, qué dulce... Oooooh, qué colores... Oooooh, qué calles... Ooooooh, qué calma... Oooooh, Dios(a)... Ahora entiendo de dónde salieron tantas "o" en un solo nombre. ¡OoooohPorto!La exposición "Essencia do vinho" ha sido una delicia. Durante unas cuantas horas conversé con las Baga y Touriga Nacional, siempre bien acompañadas por la Alicant, Cabernet Sauvignon y la muy tierna Syrah.

De hecho, me parece que el Alicant es el que mejor se siente aquí. Igual que los miles de españoles que veo cada día en las calles. Son tantos que me parece muy natural escuchar el castellano en Portugal. Como si fuera otro acento más (creo que tengo que ir a Galicia).

Anteayer en Lisboa estaba en un bar comiendo una cosa que creo que se llamaba "boura do carne" (la coca rellena de diferentes salchichas), cuando escuché a un grupo de españoles pidiéndole a la camarera si les podía vender una bolsa de hielo. Ella les explicó que no vendían hielo, pero qu…

Noche de fados

Ahora creo que entiendo que es lo que me extrañaba tanto de este país tan lindo, es esa individualidad compacta en todos los ámbitos, desde la arquitectura en sus calles, hasta el fado y los bares.Ayer me perdí en el barrio de Alfama y buscando una salida me encontré a Carlos Jorge, un señor de unos 60 años que en vez de indicarme el camino decidió llevarme al lugar que estaba buscando.

El camino que iba a coger yo coincidía con la calle en que se encuentra la Junta Sportiva Adiense, así que pasamos a tomar una cerveza, que él insistía en pagar diciéndome “el que convida invita”. De paso me recomendó un bar de fado “bueno y económico”. Estas fueron las palabras claves. Me apuntó “Lino” y “Rua Sao Pedro”, y su nombre por si había “algún problema”.
Por la noche volví siguiendo sus instrucciones y encontré la calle pero no el bar “Lino”. Pregunté a unos chavales si sabían donde estaba el local y uno de ellos me llevó hasta el bar “Esquina do Alfama”. Entonces empezó a empujarme hacia adent…

Segundo día

Mi segundo día en Lisboa empezó con lluvia. Así que tuve que cambiar mis planes de visitar algunos sitios de interés cultural por la mañana.

Buscando un sitio donde consultar mi correo acabé en una exposición de vinos portugueses llamada “Alma latina”. La muestra incluía una cata de vinos y como yo era el único visitante (comprensible teniendo en cuenta que era mediodía) recibí toda la atención del chico que trabaja allí.

Pronto “repasé” una buena parte de la oferta y como no escupía las muestras acabé notando que mi ánimo subía más de lo normal a estas horas y decidí marcharme. Al despedirme le dije al chaval que quizá mañana iré a Oporto y él me dio una buena excusa para decidirme a ir allí. La excusa son dos entradas para una gran exposición titulada “Essencia do vinho”. Si alguien lee estas líneas, está por Oporto y quiere ver la exposición y probar/beber vinos tengo una entrada de sobras.

Voy rumbo al norte con unas frases de la exposición de “Alma latina”:
“Versátil a alma? Sim tamb…

¡Estoy en Lisboa!

Desde que vi la película “Lisbon story” del maestro Wenders sabía que esta ciudad tenía algo. Y ahora lo siento. Es esta húmeda suavidad que ablandaría cualquier corazón. Es el fado. Es la lluvia por dentro. Andar solo por Lisboa no es estar solo sino estar con la Soledad

Anoche salí por el Bairro Alto para cenar y encontré un bar pequeño que ofrecía “Filetes de pescada con arroz do gaellos” por un precio más que razonable. Me senté en la mesa al lado de la puerta para estar más cerca de la ciudad y mientras esperaba mi plato picaba pan con paté de olivas y mantequilla con ajo. Mi plato no llegaba pero el vino me entretenía y mi libreta se quedaba sin páginas en blanco. Unos veinte minutos o media hora más tarde entendí por qué tardaba tanto. Los platos rápidos alimentan, los platos buenos seducen. Mientras comía escuchaba el diálogo entre mi paladar, que decía: “Joder, qué bueno. ¿Nos podríamos quedar a vivir aquí? ¿Ehhh?”, y mi razón, que le contestaba “Primero habrá que ver cómo son…

Los siete

La trayectoria (e)migrante: Dejo la bandeja y vuelvo a ganarme la vida buscándomela. Pero la cosa cambia. Antes cuando no curraba no tenía trabajo y ahora estoy en el paro y tengo tiempo para buscar uno mejor. Estoy en el sistema. O, mejor dicho, está mi número.

Antes de ponerme a buscar voy a disfrutar de un regalo chulísimo.

Me envían con rumbo desconocido y no es ninguna figura literaria ni de suspense, sino que simplemente no sé donde voy a pasar los próximos 7 días.

Tengo que estar en el aeropuerto de Barcelona a cierta hora del día de hoy para saber dónde voy a estar hasta el jueves que viene.

Las únicas pistas que tengo sobre el viaje es que puedo llevar la misma ropa que uso aquí, que me va a gustar y que, como de momento no puedo salir (y después regresar) de la UEeeeeee, el destino debe de estar en algún país de la UEeeeeee.

Os lo contaré,…

El paro macht frei!

Fotografías

Hace casi un año que me entrevistaron para un programa de TV3 que estrenarán pronto. Ahora me han pedido unas fotos para crear mi perfil. El problema ha surgido cuando me han dicho que también querían algunas imágenes mías en Croacia. No tengo ninguna.

Acabo de darme cuenta de que no tengo ninguna foto mía del colegio ni de la primaria, ni siquiera una con Papa Noel. Se quedaron en nuestra casa, la que tuvimos que abandonar y en la que desde hace más de diez años vive un alto cargo de la policía local con su familia y sus propias fotos.

La primera vez que regresé a mi pueblo natal después de la guerra acabé borracho con unos amigos de infancia en un bar situado justo delante de nuestra antigua casa. Desde que nos fuimos me consolaba diciendo que la casa nunca fue mía, sino de mis padres, y que míos eran los recuerdos.

Pero aquella noche sentí mucha rabia viendo la luz encendida y unas sombras extrañas moviéndose entre mis recuerdos. Mucha rabia.
Quería subir y llamar al timbre de la pu…

Al sol

Hace unas semanas cuando volví de Belgrado me fui a desayunar con Brownie al bar de la plaza donde hacen la “mejor tortilla de patatas”.
- ¿Qué tal por tu tierra? –me preguntó Joan, el dueño del bar–. Mucho frío, ¿no?
- Sí –le contesté–. Muchísimo.
- Mira esta maravilla. Este sol. Esto es lo que más les jode de todo a los de Madrid. Más que el Estatut –añadió bromeando-.

Ayer volví a la placeta y al ver que no había mesas libres bajo el “sol que jode más que el Estatut”, decidí esperar dentro hasta que quedara libre alguna mesa. Mientras tanto aproveché para echar una mirada a los ocupantes de las mesas intentando provocar su empatía y lograr que se fueran lo antes posible. Lo conseguí. Una pareja se levantó justo cuando Joan me traía el café. Le dije que lo tomaría fuera y él me presentó a Marc.
- Marc, Boris; Boris, Marc. ¡Hala, chicos, a compartir! –y le sentó a mi mesa. En el gesto de Joan reconocí una cosa típica catalana, la incansable necesidad de ren…

Mi primer diccionario

Buscando unos documentos entre el montón de papeles encontré mi primer diccionario español. Es un cuaderno amarillo en el que iba apuntando mis primeras palabras en castellano. En la tapa escribí una frase que ponía “Mas vale saber que haber”. Leía, escuchaba y apuntaba todas las palabras que encontraba y luego jugaba con ellas. Tuve suerte de que desde el principio me atreví a cantar en castellano. Hacía el ridículo pero me daba igual porque me divertía muchísimo. Creo que si te atreves a cantar en un idioma lo podrás aprender. Supongo que todos los idiomas se cantan. Bien o mal pero se cantan.

Mis primeras palabras no fueron ni mamá ni papá, sino las siguiente por orden alfabético: azafata, breve, comer, chichón, dibujar, enseñar, faltar, gafas, haber, ir, jugo, ¿k? lacra, llamar, mientras, nube, ¿ñ?, olvido, pasado, quedar, repetir, salir, tocar, útil, valor, ya, zorro. Se ve que durante un tiempo no utilicé palabras que empezaran por k o por ñ. Cuando lo pienso actualmente tampoco…

Sabor, sabor

A continuación un titular en el Periódico de Catalunya: “La OTAN se aproxima al mundo islámico” y un destacado debajo “La alianza ofrece diálogo e insiste en que la violencia no es jamás la respuesta”.
Me quedé sin palabras saboreando la acidez del cinismo supremo de la frase que acababa de leer.

El octavo mes

Estoy en el octavo mes. De esperar tanto ya me entran ganas de vomitar y los nervios pronto se convertirán en contracciones. Compulsivamente consumo todo tipo de azúcar refinado, sufro altibajos y no me levanto en los autobuses. Estoy en el octavo mes del trámite para la renovación de mi permiso de trabajo. ¡Señores! Voy a parir un flipe que me tendrán que buscar un alojamiento facilitado por el Estado.

Quizá uno similar al que tiene B., un compatriota mío al que tuvo que hacer de traductor el otro día en los juzgados. Es un año mayor que yo y los últimos seis los ha pasado en España. “Más de cuatro en la cárcel, hermano”, me comentó mientras la fiscal le leía la acusación. El juicio terminó con que B. “negoció” un año más en España. Quizá sea una forma algo radical pero, paradójicamente, también es una manera de poder estar aquí legalmente. Lo importante es ir sumando años. Pronto llegará la próxima salida a la calle y B. podrá “negociar” la nacionalidad española.

Los nuevos campeones

Me doy cuenta de que realmente no conozco a nadie que esté haciendo algo. Me refiero a que crear algo físico. Algo sólido. Concreto. Material.
Todo a mi alrededor pertenece al fabuloso mundo de los servicios. Desde los funestos tiempos del “Arbeit macht frei” hasta el actual “¿qué podemos hacer por Usted?” hemos llegado a esta nueva época histórica llamada postmoderna para la cual aún no he oído una definición lógica. Mientras nos invaden los galácticos, los metrosexuales, y los reality shows con sus paquetes de belleza, humo y fantasía, el asfalto se apodera de la Tierra.
Los únicos que aún resisten viven lejos de la sociedad de los servicios encadenados. Trabajan en el campo y erróneamente les llaman campesinos. Deberían llamarles campeones.

Dibujando nuevas fronteras

Los Balcanes Occidentales no vivieron la revolución nacional cuando tocaba, sino un siglo y medio más tarde. Los países, como los seres humanos, también tienen ciclos vitales en los que tienen que enfrentarse a ciertas pruebas y retos. Cuando uno se salta un ciclo cuesta mucho más superarlas. La muestra de ello es el final de Yugoslavia y su tardía pubertad.

La Comisión Europea presentó el pasado 27 de enero una comunicación sobre el futuro de las relaciones de la UE con los Balcanes Occidentales. Tal como informa “Aquí Europa”, su objetivo es “impulsar en esta región la integración regional, el desarrollo económico, la circulación de personas, la educación, la investigación, la cooperación regional y el diálogo con la sociedad civil. Como consecuencia, se espera lograr la integración de la sociedad de los países del área en la dinámica social europea. El documento plantea medidas concretas que pretenden reforzar la política comunitaria hacia los Balcanes y ayudar a esos países a cont…

Envejecer

Leo en el blog de Magda (www.magdabandera.com) el post titulado “Juicio a los Escorpiones de Srebrenica por J. Tesanovic” y me acuerdo de un programa que vi hace unas semanas en la tele B92 de Belgrado. Trataba sobre la masacre de los musulmanes bosnios cometida por la formación paramilitar serbia llamada “Los escorpiones”.

El programa incluía las imágenes que muestran la brutalidad de sus actos y, entre otras entrevistas, la de un joven bosnio que vive en Australia desde esa masacre. Fue allí donde vio en las noticias las imágenes del fusilamiento de un grupo de varones musulmanes de su pueblo. En la fila de los hombres que iban a ser fusilados por ser musulmanes estaba su padre. Los veo caer muertos ante mis ojos. No puedo ni imaginar lo que vieron los ojos de ese joven.

En aquel momento el chaval tenía doce años. Logró salir de su pueblo por la carretera que atravesaba un puesto de control serbio junto a su madre y una hermana. Recuerdo las palabras que dijo en el programa:

- “En a…

Como resumen

Antes del “bombardeo humanitario” nadie sabía dónde estaba Kosovo. Después del bombardeo sigue estando ahí, con los mismos, y peores, problemas de antes. A continuación, reproduzco un párrafo del articulo titulado “Imperialismo o imperio”, publicado en el Viejo Topo No. 217, a modo de resumen de las inversiones geoestratégicas de los “constructores” todopoderosos en esta zona del mundo.

“Ahí hay que buscar el verdadero objetivo de las intervenciones y presencia militar en los Balcanes y Afganistán: el choque EEUU-UE por el control de los “corredores” que comunican el Mediterráneo con el Cáucaso y con el Mar Caspio, de fundamental importancia estratégica a medio plazo para hacer llegar los recursos energéticos (petróleo, gas, etc.) a través de estos territorios hasta Occidente.

En este marco, ha ido adquiriendo progresiva relevancia el proyecto del “corredor 8”, financiado por el FMI, la UE y Francia, para la realización de un eje estratégico que nazca en la costa búlgara del Mar Negro, …