Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2007

Mantra

Pronto se cumplirá cinco años desde que baje en la estación Sants con una maleta llena de futuros días, muchos caminos y un poema que me dio mi Preciosa Bruja de Dorćol en una carta para el largo viaje...

Si (Rudyard Kipling)

Si puedes conservar la cabeza cuando a tu alrededor
todos la pierden y te echan la culpa;
si puedes confiar en tí mismo cuando los demás dudan de tí,
pero al mismo tiempo tienes en cuenta su duda;
si puedes esperar y no cansarte de la espera,
o siendo engañado por los que te rodean, no pagar con mentiras,
o siendo odiado no dar cabida al odio,
y no obstante no parecer demasiado bueno, ni hablar con demasiada sabiduría...

Si puedes soñar y no dejar que los sueños te dominen;
si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
si puedes encontrarte con el triunfo y el fracaso (desastre)
y tratar a estos dos impostores de la misma manera;
si puedes soportar el escuchar la verdad que has dicho:
tergiversada por bribones para hacer una trampa para los necios,
o contemplar d…

Principios generales

Con referencia al último post, copio algunos párrafos del Código Deontológico de Federación de Asociaciones de Periodistas de España

PRINCIPIOS GENERALES
El Periodista actuará siempre manteniendo los principios de profesionalidad y ética contenidos en el presente Código Deontológico, cuya aceptación expresa será condición necesaria para su incorporación al Registro Profesional de Periodistas y a las Asociaciones de la Prensa federadas.

Quienes con posterioridad a su incorporación al Registro y a la correspondiente Asociación actúen de manera no compatible con estos principios, incurrirán en los supuestos que se contemplen en la correspondiente reglamentación.
,......

El periodista extremará su celo profesional en el respeto a los derechos de los mas débiles y los discriminados. Por ello, debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio o susceptibles de incitar a la violencia o a prácticas humanas degradantes.

- Deb…

Miedo a las estadísticas

“Mientras que a principios de los 90 tan sólo en torno al 30% de los españoles vinculaba al inmigrante con la figura del delincuente, a finales de década la figura se invierte y es el 70% de los españoles que ven al inmigrante como delincuente. ¿Miedo a la delincuencia o miedo al inmigrante?”, se pregunta Juanjo Medina, profesor de Criminología, Universidad de Manchester en la Revista de La Vanguardia.Es el miedo que gracias a los creadores de la opinión pública está consiguiendo que a pesar de que los datos de la última Encuesta Internacional del Delito España sitúaran España como el país más seguro de toda la Unión Europea, los españoles sean los que demostraran los más altos niveles de miedo al delito.Para entenderlo, basta con ver las noticias solamente un día. En el caso de que se había producido un asesinato, robo, o cualquier otro tipo de violencia o delincuencia, y si la persona que lo había cometido tuviera el lugar de nacimiento fuera de las fronteras de España los noticiari…

Karma de Destrucción Masiva

Noticias con patatas.
Políticos sin huevos.

Cambio climático.
Optimismo pragmático.

Fin del petróleo.
Ganas de correr.

Suben las temperaturas,
Como los nervios.
Bajan los ánimos.
El pánico está de rebajas.

Siempre nos queda el final.

Gira il Mondo

“Gira il mondo gira, nello spacio sensa fine…” Llevo un par de días escuchando, y cantando en voz alta, la canción “Il mondo”.
"Lo que da la felicidad es el cambio, el paso de un escalón al otro, por ello mantenerse siempre en uno, aunque sea muy elevado, deja de hacernos felices", explica Manuel Baucells en un reportaje buenísimo y super recomendado, titulado “Cosas que el dinero puede comprar, o no”, publicado en El País de 10/02/2007.
La felicidad es ese fino equilibrio entre la pena y alegría y el dinero es un mero medio que a ratos recompensa el desequilibrio. “Gira il mondo gira”. Últimamente las cosas me van saliendo bien. Tengo un buen trabajo, bien pagado y creativo. Y, mientras voy consiguiendo la estabilidad económica mis instintos me van avisando del desequilibrio que esto supone para mi estabilidad emocional. Fijo, es el estado que desconozco.
Acostumbrado a cambios y cambiar constantemente me cuesta asumir la nueva situación. Como si estuviera balanceándome entre …

Gritos sordos

"Evidentemente todo el mundo pensaba que en Irak había armas de destrucción masiva y no había armas de destrucción masiva, eso lo sabe todo el mundo y yo también lo sé, ahora" confesó el del bigote y de la más amplia y amorosa sonrisa de la foto de las Azores. En seguida saltó su sucesor, el de la barba, sin carisma y con ganas de salir en una "foto grande", y para apagar el fuego, escupió lo siguiente: “¿Por qué hay división en España? Pues, porque gobierna el quien gobierna. ¿Por qué no la había cuando gobernaba Suarez, Gonzáles o Aznar?”.

No sé si el líder de la oposición tiene la memoria floja o la cara dura, pero yo me acuerdo perfectamente como era España cuando millones de personas se manifestaban diariamente contra el apoyo que daba su gobierno para la invasión de Irak. Entonces el presidente era el último nombrado de la lista de Mariano y pasaba olímpicamente de la opinión y el deseo de la gran mayoría de los ciudadanos que representaba.
____________________…

Tik-tak

Cómodo en mi silla con vistas al mundo “avanzado”, en transición desde el pánico nuclear hacia el pánico climático, donde, según Saramago, “la muerte siempre ha matado mucho menos que el hombre”, y el respeto se confunde con el miedo, leo en “La contra” de La Vanguardia palabras de Mossa Ag Assarid, un joven tuareg, que dice: “Tú tienes reloj, yo tengo tiempo”. Moussa viene de un mundo “no avanzado”, donde no hay atascos “porque nadie quiere adelantar a nadie” dice, y donde “nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!”.
No llevo reloj, y tengo suerte de conocer personas como Nacho quien cuando le pregunto “¿Cómo estás?”, me contesta: “Bien. Pero, ya se me va a pasar.” Una risa me pone a la hora.