Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2007

Cinco años

Todavía no sé si fueron las casi cuarenta horas de tren(es), la falta de raíces firmes o la insensibilidad hacía las distancias, lo que me hizo sentir como si volvía, a pesar de que fue la primera vez que venía a Barcelona. Era el 28 de abril de 2002. Un día antes subí al tren en la estación central de Zagreb.

A Zagreb llegue desde Knin, mi pueblo natal, donde pasé un par de meses (de nervios) esperando el pasaporte. El mismo día que me lo dieron cogí el billete para Zagreb y de allí para Barcelona. Mi abuelo me acompañó a la estación. En su ojo húmedo, de una lágrima a la que la dignidad le impedía a caer, veía toda la historia de nuestra familia, hecha pedazos por la la guerra.

TumTum-Tum-tum. De todos los medios de transporte, el tren es el que mejor sienta a mis ánimos, y mi memoria. Las horas de la hipnótica repetición del ritmo mecánico de las ruedas que golpean las vías, calmaban el miedo del final del trayecto, y la tristeza de no tener que volver. No sabía lo qué me esperaba al…

Una rosa para el Día del Libro

"Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas. Puede decir satisfecho: "Mi flor está allí, en alguna parte…"
El Principito

Los muros

Hace un tiempo, leí sobre un onirologo francés que realizaba un estudio sobre la fase REM entre las distintas culturas humanas, desarrollando la teoría que decía que el número de parpadeos en la fase REM varía según rasa y cultura. Su investigación le llevó a proponer a un jefe de la comunidad sami del norte de Finlandia que le permitiera hacer las pruebas entre la comunidad sami para medir el número de parpadeos. Al jefe de la comunidad la propuesta le parecía una chorrada y rechazó la petición del científico.

En su próxima carta el científico cambió el hilo argumental de su carta y subrayó la importancia que tiene su investigación para el pueblo sami. Entre sus argumentos principales destacaba que los resultados podrían ser la prueba suficiente de su singularidad étnica, lo que, a su vez, sería la prueba suficiente para reclamar la autonomía territorial que formaba parte de la lucha política del jefe de la comunidad.

El jefe de la comunidad le otorgó el permiso ofreciéndole toda la a…

No news, good news

Umberto Eco había observado que en el sur de Italia las personas de bajo nivel educativo no sabían distinguir entre lo que eran los anuncios y los programas televisivos en los que esos se emitían. Me temo que desde entonces las cosas han empeorado.
Por ejemplo, yo tengo el DEA en Periodismo y Comunicación Audiovisual y me cuesta distinguir entre las noticias y los programas de ficción.
Veo la tele haciendo zapping y finalmente todo me resulta un mismo programa. Terrorismo, desastres naturales, epidemias, psicópatas, asesinos, accidentes, tragedias, maquillaje, efectos especiales, drama, histeria,…Finalmente resulta que el único lugar donde reinan la paz, la belleza y la tranquilidad son los anuncios.
De allí no sorprende ver tanta gente que acuden a los grandes almacenes y tiendas para relajarse. Son el paradigma del paraíso para la sociedad de consumo.

El gimnasio para el alma

Acaba de volver de un mini tour por la Costa de Cádiz
¡Que bonito! ¡Que bonito! ¡Que bonito!
Si los de Bilbao nacen donde quieren,
Los de Cádiz nacen cuando despiertan.

La boca llena del aire perfumado por el viento de Sahara.
El viejo océano vertido en la retina, como un libro abierto, salta de página con las olas infinitas.
El baile de las dunas bajo los cristales del sol.
Las sombras vestidas de blanco
Protegen el paisaje del ladrillo.

Estiramientos de la risa.
Abdominales de la mente.
Flexiones del alma.
Vitaminas de la felicidad.

La vida articulada en la simplicidad sincronizada.