Ir al contenido principal

¡Que suba el pan!

- son las siete
- ¡otra vez! ¡eso no es vivir!
- A esta hora hubiera salido del curro.
- A qué te dedicabas
- Marketing
- Joder.
- Ya.
- ¿Por qué estás aquí?
- Por los demás.
- Como todos.
- Más o menos. Un día me asusté y una cosa llevó a otra, y... ya sabes.
- ¿De qué te asustaste?
- De mí.
- ¿En el espejo?
- No. En la calle. Una pobre mujer me pedía un euro o algo de comer. La llevé a un restaurante bueno, pedí el menú más carro y al final la di todo el dinero que llevaba encima. Al volver a mi despacho me entró el pánico. Tenía el miedo de volver a salir. De volver a hacer lo mismo. Entonces dije: "Ayudando a los demás me siento mejor. ¿soy un egoísta? ¿¡soy egoísta!?", me preguntaba una y otra vez. Una y otra vez.... una y otra vez... una y otra vez...
- Sí. Recuerdo que lo decías cuando te trajeron.
- Y tú ¿por qué estás aquí?
- Por los demás.
- Como todos.
- Por la noche veía la tele y me parecía que las sonrisas eran muy caras. La mañana siguiente eran mucho más caras. Llegué al trabajo y me di cuenta que con estos precios yo ya no podía vivir sin mi.

"Durante la terapia de hoy recibirán la doble dosis de sus medicamentos. Feliz Navidad a todos", decía una voz por los altavoces.

- Se está bien aquí. ¿No?
- Sí tío. Es mucho más barato.
- Yo no pienso volver a vivir en minoría nunca más.
- ¡Viva la mayoría absoluta!
- ¡Viva!

Comentarios

Benanci Domènec ha dicho que…
Jo brate! Kako si mi ti? Ti ni me znas. Zovem se Eudald i sam iz Manrese (to je blizu Barcelona). Malo pricam srbski. Jako dobro mi je bio vidjeti da Barcelona ima srbine. Ako hoces i imas vremena, placam te kavu.
Ajde! Vidimo se!
Benanci Domènec ha dicho que…
oh moj mailu je ecsbroker@hotmail.com

Entradas populares de este blog

Adiós a Los Papeles de Boris

Celulosis

Esperaba en el pasillo de los juzgados a que empezara el juicio en el que tenía que traducir, cuando escuché las siguientes palabras: “¡78 detenidos en toda Barcelona! Esto es poquísimo. Recuerdo cuando teníamos cada uno seis o siete durante la guardia... ¡Claro! ¡Si no hay policías no hay detenidos!”, concluía un abogado de turno de oficio hablando con otra compañera suya. A mi me sonaba como si los juzgados fuesen una granja o un matadero que va por piezas y no por personas.

Algunos jueces con ataques de ira u otros completamente ausentes y deprimidos dictan las sentencias, sin ni siquiera haber escuchado lo que tenía que decir el acusado cuyo abogado de oficio se había presentado en la declaración para poner el sello en su hoja de servicio, lo que le permita justificar y facturar el servicio que el Estado garantiza a cada detenido, igual que los interpretes y los policías a los que nos sellan nuestras hojas de servicio. En fin muchas hojas. Quizá el principal beneficiario del sistem…

Limonada china

- Bueno, ahora vamos a hacer una cosa. Cada uno tiene que escoger un nombre español de los que están apuntados aquí en la lista – dijo mi amiga Marta indicando la página del libro para aprender español a sus alumnos, entre los cuales había tres estudiantes de China.
- Limón –dijo una de las muchachas chinas.
- Ehhhh, perdona, pero “Limón” no es un nombre adecuado para ponérselo a las personas. Aquí la gente no se llama Limón –intentó explicar Marta.
- ¿Por qué no? -insistió la alumna.

Al instante uno de sus compatriotas salió en su ayuda y para demostrar que el nombre en cuestión era lo más natural del mundo empezó a decir:
- Fanta limón, schweppes limón, yo limón.

Llegados a este punto, Marta decidió que lo mejor era dejar la cosa tal cual, con una estudiante china llamada Limón.

Mientras mi amiga me lo contaba me partía de la risa imaginando su cara, la de alguien que de todo corazón y con la mejor intención intenta explicarle a una china que no es normal llamarse Limón. Pero el protagoni…