Ir al contenido principal

Del 1 hasta el "?"

Llegar desde el día uno hasta el final del mes se ha convertido en una verdadera aventura con numerosas variables cuyo resultado pocos son capaces de adivinar. Y, sobre todo los que pertenecemos al prestigioso club “Mileurista”.

El humor es el mejor alivio para mi deprimente situación económica, por ello compartiré con vosotros una anécdota que me hizo mucha gracia. Lo leí en el libro autobiográfico de Nikola Tesla (
http://en.wikipedia.org/wiki/Nikola_Tesla ) un celebre físico y inventor de origen serbo-croata. En ello el autor describe su interesantísima trayectoria personal y profesional desde un pequeño pueblo de Croacia central hasta Nueva York, con paradas en diferentes ciudades europeas. Entre ellas está Paris.

Llegado a esa ciudad su principal problema ha sido que el sueldo le duraba muy poco tiempo. Un día caminando por la calle se encontró con el amigo que le había invitado a venir allá, y ese le preguntó qué le parecía la nueva ciudad y cómo llevaba la vida en Paris. El futuro celebre científico le contestó: “Los últimos 29 días del mes son los peores”.

Comentarios

Robin Rockenfeller ha dicho que…
"I don't come looking for troubles, troubles are looking for me" said ones Robin Hood.

"I don't come looking for money, money are looking for me" said twice Rockenfeller.

Whats happen when both face each other?...:)

write me to ruc's. I cleaned up the box!
Ferni ha dicho que…
Espero Boris que un día no tengas que escribir en tu blog sobre aquel amigo cocinero que salió de Villadiego y en su búsqueda de trabajos y experiencias por Europa, como cocinero, recaló en París...

La cosa pinta bastante mal aquí. París, como Barcelona, como Londres o como Madrid, tampoco es la ciudad para hacerse rico trabajando 12 horas diarias. Ni mucho menos.

El sueldo mensual como ayudante de cocinero en un restaurante de lujo es, en bruto, 1500 euros mensuales, lo que se queda, después de que llegue Paco con las rebajas, en 1250 euros, a los que tendré que restar otros pocos de impuestos -así funcional el sistema aquí, parece- cuando haga la declaración del a renta.

El mejor sitio que he conseguido para vivir es una habitación de 10 metros cuadrados -feliz porque finalmente he encontrado una habitación para mí solo, y no compartida- por 500 euros mensuales, gastos incluidos, eso sí.

El abanico de posibilidades es el que sigue: un mínimio de 350 euros mensuales por una habitación compartida -de momento no me han ofrecido cama compartida, ignoro si se anuncian en internet-, que puede llegar a 450 euros. Las habitaciones individuales empiezan a encontrarse en las afueras de París a partir de 400 euros al mes, y apartir de 450 euros en barrios "conflictivos"). Vivir en una habitación en el centro supone un mínimo de 500 euros, y según se acerca uno al epicentro, situado en el barrio de moda -es decir, puede cambiar-, acaba uno desembolsando hasta 800 euros mensuales por habitación.

La vida en París no sé si es cara o no porque, como he visto las orejas al lobo antes de llegar a finales de mes, aún no he entrado en una cafetería ni del centro ni de los suburbios para investigar lo que me cuesta una cerveza. Total, si trabajo 12 horas, para qué me voy a entretener en tomar birras.

Un abrazo
Boris Matijas ha dicho que…
he leído hace un par de semanas que los japoneses que vuelvan de Paris sufran el "Sondrome de Paris" SE ve que se van allí de vacaciones llenos de expectativas que les ofrecerá la ciudad de romance y amor, pero cuando llegan allí se encuentran con los parisinos super bordes que les hablan mal y no sonrien, ahora entiendo porque :-)

Entradas populares de este blog

Adiós a Los Papeles de Boris

Celulosis

Esperaba en el pasillo de los juzgados a que empezara el juicio en el que tenía que traducir, cuando escuché las siguientes palabras: “¡78 detenidos en toda Barcelona! Esto es poquísimo. Recuerdo cuando teníamos cada uno seis o siete durante la guardia... ¡Claro! ¡Si no hay policías no hay detenidos!”, concluía un abogado de turno de oficio hablando con otra compañera suya. A mi me sonaba como si los juzgados fuesen una granja o un matadero que va por piezas y no por personas.

Algunos jueces con ataques de ira u otros completamente ausentes y deprimidos dictan las sentencias, sin ni siquiera haber escuchado lo que tenía que decir el acusado cuyo abogado de oficio se había presentado en la declaración para poner el sello en su hoja de servicio, lo que le permita justificar y facturar el servicio que el Estado garantiza a cada detenido, igual que los interpretes y los policías a los que nos sellan nuestras hojas de servicio. En fin muchas hojas. Quizá el principal beneficiario del sistem…

Limonada china

- Bueno, ahora vamos a hacer una cosa. Cada uno tiene que escoger un nombre español de los que están apuntados aquí en la lista – dijo mi amiga Marta indicando la página del libro para aprender español a sus alumnos, entre los cuales había tres estudiantes de China.
- Limón –dijo una de las muchachas chinas.
- Ehhhh, perdona, pero “Limón” no es un nombre adecuado para ponérselo a las personas. Aquí la gente no se llama Limón –intentó explicar Marta.
- ¿Por qué no? -insistió la alumna.

Al instante uno de sus compatriotas salió en su ayuda y para demostrar que el nombre en cuestión era lo más natural del mundo empezó a decir:
- Fanta limón, schweppes limón, yo limón.

Llegados a este punto, Marta decidió que lo mejor era dejar la cosa tal cual, con una estudiante china llamada Limón.

Mientras mi amiga me lo contaba me partía de la risa imaginando su cara, la de alguien que de todo corazón y con la mejor intención intenta explicarle a una china que no es normal llamarse Limón. Pero el protagoni…