Ir al contenido principal

Miedos 6

Jean Pierre Bonet. Fotógrafo de moda. EEUU, Nueva York. 4 años en España. De madre española y de padre francés

“Barcelona: Estéticamente la ciudad preciosa y mi primera impresión ha sido que la gente es muy abierta. Pero luego viviendo aquí he experimentado el racismo y los prejuicios. Desde el servicio en un restaurante hasta encargar y hacer las obras en mi propio piso.”

“Por mi aspecto físico yo no soy un chico típico de EEUU que mide uno con ochenta, tiene pelo rubio y ojos claros. La gente me confunde mucho por ser indio, mejicano hasta marroquí y en restaurante por ejemplo me dejan esperar más tiempo o me atienden mal etc. Pero en EEUU incluso hay mucho más racismo. Allí los dependientes saltan en la cola a una persona negra para atender un blanco.”

“A mi me da miedo de cara a futuro ver como funcionan las cosas aquí y a estar acostumbrado al sistema estadounidense donde siempre hay que buscar más. Aquí la gente es contenta con lo que tiene.”

“En general hay mucho miedo en España. Empezando por el miedo de la autoridad. Hay un miedo de la policía que viene de la dictadura. También hay un miedo de los empresarios. Un miedo que observo mucho aquí es el miedo que tienen los trabajadores. De una manera se podría decir que la dictadura sigue en España en las empresas. El empresario tiene un increíble control sobre los trabajadores que nunca he visto en ningún otro país. Hay un gran menosprecio que los empresarios muestran con los trabajadores, porque los trabajadores creen que cualquier enfrentamiento con autoridad va a significar que va a pasar algo muy grave. Este miedo de cambiar es lo que esta impidiendo que España crezca.”

“Otro miedo que veo es el miedo de cambio. La gente aquí quiere vivir una vida como la de pueblo, una casa como la del pueblo, con horarios de pueblo y tranquilidad y por otro lado quieren las ventajas de una ciudad moderna. Yo quiero el progreso. Yo quiero que las cosas mejoren no solamente para mí sino también para gente española. Yo no quiero venir a vivir aquí y quitar nada de nadie. Yo quiero como la mayoría de inmigrantes dar algo a este país.”

“Una vez andaba por las calles cuando al lado mío pasó una pareja con una niña. La niña estaba comiendo unas patatas y cuando terminó la bolsa, la tiró justo allí en el suelo y tenía papeleras justo al lado. Yo paré la pareja y les dije “Disculpad, vuestra hija tiró esto al suelo y creo que como padres la debe decir que esto no se hace y también es la responsabilidad de Ustedes cogerla bolsa y tirarla en la papelera”. El hombre me dijo gritando “¡A ti que te importa!”. Yo me paro al lado de gente y les digo si están haciendo mal y ellos me insultan pero yo sigo parándoles. Todo el problema tiene que ver con la educación y la ignorancia. Los padres no educan a los hijos y no les digan cuando están haciendo las cosas mal.”

“Mi pareja es catalana y ella por vivir con migo los últimos dos años se las se han abierto los ojos.”

“Aquí tratan la inmigración de modo que solo se piensa en como aprovecharse de ellos para forrarse pero en EEUU es diferente. Allí los inmigrantes se educan y se les da la formación para que puedan ofrecer un buen servicio. De este modo se reparte la riqueza y aquí se forran solo unos pocos que toman ventaja de la situación.”

“Mi futuro aquí me da miedo aquí porque la manera de que quiero yo conquistar mi carrera no me deja por la manera por como es la sociedad española. Si yo quiero hacer algo bien hecho no me dejan porque no hay dinero suficiente para hacer el proyecto como lo quiero hacer porque hay un empresario que se esta quedando con una parte de dinero y no quiere hacer algo bien hecho. Cuando les digo que para hacerlas fotos bien hechas necesito unas herramientas me dicen “No lo hagas tan bien”. Y claro la calidad baja porque los empresarios no se quieren gastar el dinero y te dicen “finalmente la revista sale cada mes y tenemos nuestro público. ¿Para qué gastar más?”. Aquí vale todo para mi y poco para ti. Es muy egoísta.”

“De aquí a veinte años creo que España cambiará mucho justamente por la influencia de los inmigrantes que están viniendo. Creo que cada persona va a traer su propia cultura y van a ayudar a mejorar el país pero a la vez van a hacer mucho daño porque por la ignorancia de la gente de aquí hay miedo y los seres humanos ante el miedo actúan con violencia. Es un proceso que ya se ha visto en otros países y le toca ahora a España. La gente tiene que saber que los cambios son para bien y aceptar esto.”

Comentarios

Magda Bandera ha dicho que…
He descubierto un blog con excelentes fotografías de Belgrado y Kosovo, entre otros:
http://atzucac.blogspot.com/2006/09/beograd-old-people-strange-people.html
Saludos,
/Magda

Entradas populares de este blog

Adiós a Los Papeles de Boris

Celulosis

Esperaba en el pasillo de los juzgados a que empezara el juicio en el que tenía que traducir, cuando escuché las siguientes palabras: “¡78 detenidos en toda Barcelona! Esto es poquísimo. Recuerdo cuando teníamos cada uno seis o siete durante la guardia... ¡Claro! ¡Si no hay policías no hay detenidos!”, concluía un abogado de turno de oficio hablando con otra compañera suya. A mi me sonaba como si los juzgados fuesen una granja o un matadero que va por piezas y no por personas.

Algunos jueces con ataques de ira u otros completamente ausentes y deprimidos dictan las sentencias, sin ni siquiera haber escuchado lo que tenía que decir el acusado cuyo abogado de oficio se había presentado en la declaración para poner el sello en su hoja de servicio, lo que le permita justificar y facturar el servicio que el Estado garantiza a cada detenido, igual que los interpretes y los policías a los que nos sellan nuestras hojas de servicio. En fin muchas hojas. Quizá el principal beneficiario del sistem…

Limonada china

- Bueno, ahora vamos a hacer una cosa. Cada uno tiene que escoger un nombre español de los que están apuntados aquí en la lista – dijo mi amiga Marta indicando la página del libro para aprender español a sus alumnos, entre los cuales había tres estudiantes de China.
- Limón –dijo una de las muchachas chinas.
- Ehhhh, perdona, pero “Limón” no es un nombre adecuado para ponérselo a las personas. Aquí la gente no se llama Limón –intentó explicar Marta.
- ¿Por qué no? -insistió la alumna.

Al instante uno de sus compatriotas salió en su ayuda y para demostrar que el nombre en cuestión era lo más natural del mundo empezó a decir:
- Fanta limón, schweppes limón, yo limón.

Llegados a este punto, Marta decidió que lo mejor era dejar la cosa tal cual, con una estudiante china llamada Limón.

Mientras mi amiga me lo contaba me partía de la risa imaginando su cara, la de alguien que de todo corazón y con la mejor intención intenta explicarle a una china que no es normal llamarse Limón. Pero el protagoni…